miércoles, 19 de mayo de 2010

Capitulo XXVIII : La unión con la oscuridad exige un pago. .

Los grandes maestros reemplazan sus carencias materiales con la ración de Blues, pero otras tentaciones dislocan sus pensamientos; les señalan un sendero plagado de espinas y demencia que engañosamente les seducía.

De esta manera comienza a gestarse un vinculo entre las drogas y el alcohol ( el peor de los caminos ) y los tañedores de vida.

Es bastante probable que hasta el mismísimo Robert Jonhson tuviese su coqueteo con la oscuridad a través de ciertos estimulantes, y es larga la lista de mártires arrebatados por esta demencia.
Tommy Johnson nos hablaba de ello en Canned Heat Blues, el enlatado tibio devoraba a quien lo probaba; toda la lujuria hacia mella en aquellos seres humanos que solo habían experimentado carencias, por otro lado el atractivo brillo de la gran ciudad donde habitaba el mal hábito y la miseria se convertía en un paraíso para estos inmigrantes.

Allí cientos de braceros se perdían en un nuevo arriate creyendo escapar de la realidad.


En la década de los años cincuenta y sesenta los vientos de cambio también pregonaban este vínculo como un excelso camino hacia la creatividad donde el precio a pagar era muy alto.

Entre los desventurados seguidores de este obtuso camino podemos citar al tristemente célebre Sonny Boy willianson, Litlle Walter e incluso a Muddy Waters , años mas tarde caerían otros como el niño voodoo Jimi Hendrix , Janis Joplin, Allan Wilson, Brian Jones, Ron "Pigpen" McKernan y James Douglas Morrison todos ellos fallecidos a una edad muy temprana.

Los que aceptaron la tentacion y lograron escapar de ella también dejaron sus huellas y sus lamentos algunos como Eric Clapton, Joe Cocker y Jhonny Winter vivieron para contarlo, no sin haber pagado su precio.
Hoy en día continúa presente la letanía de muerte de jóvenes músicos que no pueden soportar la inmensa soledad que representan el éxito y la derrota dentro de un mercado voraz e implacable.

Pero la autopista que devoraba a sus transeúntes también albergaba nuevos ídolos, algunos lograrían salir del laberinto pero otros irremediablemente serían sus victimas y terminarian por formar parte del obituario del Blues y el rock.




The Pusher ( Hoyt Axton )

Usted sabe que he fumado
un montón de hierba.
Oh señor he hecho estallar
gran cantidad de pastillas


pero nunca me tocó nada,
que mi espíritu pudiese matar.
Sabes he visto un montón de gente
caminando perdida, con lápidas en los ojos.

Pero al proveedor no le importa,
si usted vive o muere.

Yo le dije carajo al proveedor,
coño, le dije, vete de acá.

Cuando conoces al proveedor viene
con la hierba del amor en la mano.
Ah, pero en ese momento es jubiloso,
dios mío, no es un hombre natural
y te deja con cinco centavos.

Señor, él quiere vender
un montón de dulces sueños,
pero en el fondo es la ruina para tu vida.
Pero que te puede dejar él
si no es tu mente gritando

Yo le dije carajo al proveedor,
yo le dije, coño, vete de acá.

Bueno, si yo fuera presidente
en esta tierra,
le declararía la guerra total
al maldito proveedor.

yo le correría de donde está,
le dispararía hasta verlo huir.
Sí lo mataría con mi biblia,
mi navaja y mi pistola

Maldito proveedor,
vete lejos de acá,
vete al carajo, proveedor.

2 comentarios:

  1. Una lista infinita de inconciencia.

    SABOR BLUESY

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Disculpa que te escriba como un comentario...
    Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
    Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
    Muchas Gracias por tu tiempo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Vehiculo sonoro para recorrer las profundas aguas del Blues

Ubicación

San Cristóbal, Venezuela.

Contacto

si quieres comunicarte con la hermandad escríbenos deltahideaway@gmail.com ( Naudy Valmore perez )